Características de un fotógrafo

¿Alguna vez te has preguntado si tienes cualidades para trabajar como fotógrafo? Hay una serie de cualidades que caracterizan a un fotógrafo profesional, aunque claro está, dependiendo del sector al que se dedica, tendrá unas cualidades en particular como la de saber tratar a los peques. He tenido colegas que, aunque les encanten los niños, a la hora de trabajar con ellos, no tienen la paciencia necesaria o la chispa para hacer que los peques se suelten y posen naturalmente.

Pero como decía, más allá de las particularidades existen ciertas cualidades generales como:

Creatividad e Imaginación

La fotografía, para todos los efectos, es una forma de arte. Por lo tanto, precisa una mente creativa y mucha imaginación. Un buen fotógrafo debe ser capaz de mirar algo cotidiano, o incluso extraordinario, y encontrar un millón de formas diferentes de interpretar lo que está viendo y transmitir esas interpretaciones en fotos bellas y significativas.

Como ya habrás escuchado, la composición lo es todo en la fotografía. Existen ciertas reglas básicas en relación a la composición, algunas de ellas cruciales para lograr una foto magnífica, pero al final lo que importará es la creatividad del fotógrafo. Las normas están como guías, luego existe la flexibilidad que es lo que determina a un fotógrafo profesional.

Atención a los detalles

Un buen fotógrafo atenderá a los detalles para asegurarse de que todos los elementos dentro de la foto (la iluminación, la composición, el sujeto y todo lo demás) trabajen juntos en armonía para transmitir la visión o el mensaje correcto.

Paciencia y flexibilidad

Más allá de la experiencia del fotógrafo y del modelo, de la calidad de los elementos que se utilizan en una sesión de fotografía, del maravilloso paisaje… más allá de todo, a veces las cosas no salen como uno quiere.

No podemos controlar nuestro entorno, de hecho, a veces ni siquiera podemos controlar nuestro interior. Por ello, el fotógrafo profesional debe aprender a adaptarse a los cambios, a los modelos que no tienen experiencia como tal, a los que son tímidos y les cuesta una eternidad a que miren a la cámara, a los cambios climáticos inesperados si la sesión es al aire libre. Así podríamos estar todo el artículo narrando todas las variables con las que se encuentra un fotógrafo profesional.

Y, por supuesto, habrá momentos en los que tendrá que tomar mil millones de fotos para obtener una foto perfecta.

Indistintamente del campo de la fotografía en el que se encuentre el fotógrafo profesional, la paciencia siempre es una cualidad esencial que lo caracteriza. Debe ser lo suficientemente paciente para lograr cambiar una situación en pos de la foto perfecta. Desde el bebé que no deja de llorar, a esperar a que la nube pase para que vuelva el sol o que el perro lo conozca y deje de ladrar.

La flexibilidad es tan importante como la paciencia dado que a veces, aunque tengamos una paciencia infinita, las condiciones no cambiarán, por lo que el fotógrafo profesional debe saber cuándo dejar de esperar para tomar las riendas y adaptarse a la nueva situación.

Pasión

¿Acaso no es lo que diferencia a cualquier profesional de uno que no lo es?

En cualquier sector del que estemos hablando, el profesional para ser bueno en lo que hace, debe ser un apasionado. Debe amar su profesión. Y el fotógrafo más aún. Como artista que es, la pasión es el motor en su día a día.

Cuando te apasiona lo que haces, siempre brillará en tu trabajo. Se necesita mucho tiempo y esfuerzo para triunfar como fotógrafo profesional, y los que tienen éxito y logran hacerse un nombre son aquellos que sienten verdadera pasión por su oficio.

Coordinación

Por supuesto que una persona que no tenga una coordinación adecuada no puede utilizar los aparatos de fotografía que necesitan de una alta sensibilidad táctil. Por ello el fotógrafo profesional tiene una alta coordinación y buenos reflejos.

Ética y conocimiento jurídico

En la vida no vale todo porque uno simplemente quiera. Hay normas, leyes y prácticas éticas y el fotógrafo está al día con todas ellas. No sólo porque es lo que marca la ley sino porque es una cualidad que caracteriza a los fotógrafos de manera inherente.

Cualquiera que se dedique al arte sabe lo que cuesta, el sacrificio que supone la creación por lo que no acepta la copia, respeta el arte ajeno y las fotos de los clientes.

Habilidades técnicas

Y, por último, pero no por ello menos importante como se suele decir, el fotógrafo profesional claramente conoce las técnicas de la fotografía al dedillo, así como las calidades de las diferentes cámaras y las nuevas tecnologías que complementan a la hora de sacar fotos profesionales.

Y si quieres saber más y contratar nuestros servicios llámanos al 619 849 398 y te atenderemos con mucho gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.